Aprendiendo nuevas culturas

Mi abuelo siempre me decía que una de las cosas más bonitas de la vida era aprender nuevas culturas porque te hace ver que no eres el centro del universo y que hay mucho más allá. Solemos pensar que nuestras costumbres son las mejores o que nuestras tradiciones son únicas en el mundo y hasta que no conocemos nuevas culturas no nos damos cuenta de lo equivocado que estábamos.

Yo aprendí esto a través de mis recorridos con Sildavia viajes larga distancia, una agencia que se encarga de organizar viajes sobre todo por el continente asiático, el gran desconocido para la mayoría de los europeos que suele viajar más a América que a esta parte del mundo.

En esos viajes pude conocer además la verdadera cultura de cada país porque no solo te llevan a la parte más turística, si lo deseas también puedes ir a pequeños pueblos o aldeas en los que ves cómo vive la gente autóctona. Además, viajas con un guía de habla hispana que es el que te va contando todos los detalles de la forma de vida del país para que comprendas sus tradiciones.

La verdad es que pocas experiencias se pueden comparar con la aventura de viajar a lugares lejanos y descubrir culturas que a pesar de las apariencias no son tan diferentes en el fondo a la nuestra.

 

No se admiten más comentarios