La costumbre española de comer en la calle

Se dice que España todo el mundo es chef, pero también es verdad que no siempre hay ganas de ponerse a cocinar cuando uno regresa del trabajo. Para eso está la calle, y que cocinen los que viven de eso. Por suerte sobran los buenos sitios donde ir a cenar fuera. Si me preguntan, uno de los más recomendables es el Restaurante Casa Carmen, que no solo ofrece uno de los mejores servicios que he conocido, sino que ofrece platillos muy diversos y con una amplia variedad de precios.

Si uno quiere comer bien no puede meterse en cualquier sitio. Aunque en España abundan los buenos restaurantes uno nunca sabe con qué se va a encontrar. Por eso mejor ir siempre a lugares recomendados. La primera vez que fui a Casa Carmen me llevó un amigo que había estado allí antes. Yo andaba un poco escéptico, pero nomás entrar me sentí muy a gusto.

Desde entonces me he convertido en un cliente habitual. Cada vez que ando suelto por la calle y quiero comer antes de llegar a casa me doy una vueltita por allí y llego a casa satisfecho. Con esta costumbre casi he perdido el hábito de cocinar.

No se admiten más comentarios